¿Por qué no funciona mi blog?

Nos encanta escribir, contar historias interesantes y pensamos que todo ello podemos monetizarlo. ¿Cuál es el siguiente paso? Creamos un blog; nuestro propio blog. Y nos apoyamos en todo el material sobre marketing digital que tenemos a nuestra disposición al respecto (que no es poco). Pero aún así, no funciona.

Un blog requiere una gran inversión en tiempo y esfuerzo y, pese a ello, el riesgo de fracasar es muy elevado. No basta con contar cosas interesantes, hay que saber cómo hacerlo, y a quién dirigirlas. Un blog es constancia, perseverancia y creatividad. Sin embargo, no hay que ir como pollo sin cabeza; la estrategia es fundamental y tenemos que tener muy claro qué es lo que espera realmente nuestro público objetivo del mismo.

¿Pero qué hacemos mal? ¿En qué nos equivocamos?

A continuación vamos a exponer unos fallos que normalmente son la base del fracaso de un bloguero.

Error #1: Tu contenido no es relevante para tus clientes potenciales
Nuestro blog no puede ser escrito únicamente en base a lo que queremos contar. Tenemos que analizar qué esperan/quieren leer nuestros clientes de nosotros. Hay que encontrar relación en la temática que interesa al público objetivo y lo que les queremos contar. En muchas ocasiones, basta con cambiar el enfoque del mismo.

Error #2: No tienes un objetivo concreto
Sin objetivo no sabes hacia dónde dirigir tu blog y ello tiene como consecuencia el no llegar a atraer a tu público objetivo (valga la redundancia). La lógica dice que antes de abrir tu blog tienes que establecer los objetivos del mismo, pero si ya has escrito en él y aún no tienes claro tu objetivo, tranquilo, aún estás a tiempo. Define el mismo y tus KPIs para así poder medir los resultados del blog. Ah, y préstale más atención de la que crees, los objetivos tienen que ser específicos, medibles y realistas. Analiza el contexto, competencia, público… y establece en base a ello.

Error #3: Necesitas generar tráfico, y no lo consigues
La temática puede ser muy buena, perfectamente enfocada a las exigencias de tu público y con unos objetivos muy bien establecidos; y aún así, tu blog no tiene visitas. No hay nada más frustrante: crear un producto de calidad y que no tenga el éxito esperado. Para luchar contra este error hay que prestarle muchísima atención al SEO. Gracias a él, puedes aumentar considerablemente el tráfico a tu sitio web (blog, en nuestro caso). Es necesario que optimicemos nuestro contenido para que genere el mayor número de visitas posible. Y, si puede ser, que los visitantes repitan.

No hay un truco infalible para triunfar en el mundo del marketing en general, y en la parte de blogs en particular. Sin embargo, si solventas estos fallos que te hemos mencionado, tendrás más posibilidades de que tu blog tenga el éxito esperado. Paciencia y mucho, mucho trabajo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar